CUIDADO BUCAL EN NIÑOS

higiene bucal niños

Incluso antes de que a su hijo le salga su primer diente, debe limpiar sus encías con un masajeador de goma infantil, limpio y húmedo o con una toallita. Una vez que los dientes de su hijo salen, cepíllelos dos veces al día usando un cepillo de cerdas suaves con agua.

Por debajo de los dientes de leche de su hijo crecen las raíces y se posicionan los dientes permanentes.

Investigaciones muestran que los niños que desarrollan caries en sus dientes de leche son más propensos a desarrollar caries al ser adultos, así que asegúrese llevar a su hijo a un dentista para una revisión. Es importante limpiar los dientes de leche de su hijo, pero una vez que los dientes permanentes empiezan a salir realmente necesita poner como una prioridad la limpieza de estos. Estos dientes van a durar para toda la vida.

Por supuesto, aunque sean los niños, sus dientes son aún susceptibles a las mismas condiciones y daños a los que se enfrentan los dientes adultos. Si su hijo tiene un alto riesgo de caries, es tiempo de reducir los refrigerios altos en calorías, como galletitas saladas y patatas fritas y limitar las bebidas azucaradas. Recuerde que dar a su hijo una botella de líquido azucarado muchas veces al día, o permitir que se duerma con un biberón durante la siesta o por la noche, puede ser perjudicial para los dientes del niño.

Muchas de las mismas opciones de evaluación y tratamiento que los adultos tienen, también están disponibles para los niños. Estas incluyen radiografías, selladores dentales, tratamientos de ortodoncia y mucho más.